jueves, 28 de febrero de 2013

[REC] (2007) - Jaume Balagueró, Paco Plaza

Sinopsis: Cada noche, Ángela, una joven reportera de una TV local, sigue con su cámara a un colectivo distinto. Esta noche les toca a los bomberos, con la secreta esperanza de poder vivir en directo un impactante incendio. Pero la noche trascurre extremadamente tranquila y cuando por fin reciben la llamada de una anciana que se ha quedado encerrada en su casa, no les queda otro remedio que seguir a un grupo de bomberos durante su "misión" de rescate. 
En el edificio donde vive la anciana, los vecinos están muy asustados. Demasiado. La mujer, encerrada en su piso, lanza unos gritos desgarradores... 
Los bomberos destrozan la puerta y, seguidos por Ángela y el cámara, encuentran a la anciana como ida. De pronto, la mujer se lanza sobre un policía, mordiéndole salvajemente, delante de los incrédulos compañeros y del objetivo de la cámara. 
Es solo el inicio de una larga pesadilla y de un dramático reportaje TV único en el mundo: cuando los bomberos se llevan al herido, descubren que la única salida del edificio está bloqueada por las autoridades. El edificio ha sido puesto en cuarentena. Parece que un extraño virus se ha propagado en el interior...

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers.

Crítica: "Pablo, grábalo todo, por tu puta madre".
El cine español no siempre ha sido muy bien visto, y no es porque todas las películas que haga sean malas, sino porque la mayoría sí que lo son, y sobre todo las de terror, pero cuando llegó [REC] en 2007 a manos de Jaume Balagueró (también director de "Los sin nombre", "Darkness" y "Frágiles" entre otros) y Paco Plaza (director de películas no tan conocidas como "El segundo nombre" o "Romasanta") la historia cambió un poco, ya que es una película COMPLETAMENTE buenísima, con todas las letras de la palabra.
Con un comienzo que nos presentará a unos limitados personajes (bomberos, policias, vecinos, el cámara y la presentadora, Ángela Vidal) y que poco a poco nos irá mostrando el escenario en que pasará la acción: un edificio normal y corriente, y, el hecho de que pase todo en un bloque de pisos, suma muchísimos aspectos positivos a la película, ya que es un sitio público al que todo el mundo (o el 99% de la gente) está acostumbrado a ver y a pasar cada día, y, además, aumenta el efecto claustrofóbico al no poder salir del lugar y a veces al verse en una situación en un espacio más cerrado y con un volumen limitado.
Además, al grabarlo al estilo Mockumentary (cámara en mano) hace a [REC] más realista todavía y más terrorífica.
Con el tema de los zombis: magnífico. En este film, todo lo relacionado con los zombis es espectacular: están MUY bien trabajados, MUY bien interpretados y dan un realismo sobrecogedor, y hay que reconocer que los de maquillaje han hecho un trabajo más que destacable.
También hay que destacar el papel importante de los actores, que sin merecer un Óscar por ello actúan de maravilla, ya que si no hubieran actuado de esa manera, transmitiendo la sensación del pánico, tal vez  [REC] no sería lo mismo; y entre todas las actuaciones, la mejor la de Manuela Velasco, como Ángela Vidal, la reportera protagonista, que lo hace maravillosamente bien. 
También, destacar el trabajo de Pablo Rosso (Pablo en la película, el cámara) al hacer un trabajo muy bueno al hacer de actor y de cámara al mismo tiempo, una cosa bastante difícil en mi opinión.

Con un metraje bastante cortito para ser un largometraje (unos ochenta minutos, aproximadamente) haciendo que la película no se haga pesada en ningún momento y muy entretenida.
Además de todo lo bueno que he nombrado, debo decir que las escenas de tensión te mantienen atento en a la pantalla, los sustos con sobresaltos están muy bien buscados y que [REC] se ha convertido en un una de las mejores películas de terror de la última década, siendo terrorífica, realista, magnífica y muy bien hecha, hasta tal punto de que los americanos hicieron un remake un año después de esta, en 2008, llamado "Quarantine" y que no le llega ni a la suela de los zapatos a esta dirigida por Jaume Balagueró y por Paco Plaza, a los cuales felicito por el trabajo que han hecho.
Una verdadera maravilla para el género y, para ser española, es una película que no dejará indiferente a nadie, puede gustarte más o menos, pero indiferente dejará a muy poca gente.
Aterradora, sobrecogedora, estupenda y magnífica. Con un manejo y un aprovechamiento del mockumentary muy bueno, y con un argumento original, no por el tema del virus ni de los zombis, sino por el tema de la reportera y el desarrollo.
Una de mis películas de terror favoritas, y una verdadera experiencia que ningún amante del terror debe dejar escapar.

Mi nota: 7,8 sobre 10.

domingo, 24 de febrero de 2013

Posesión Infernal (Evil Dead) (1981) - Sam Raimi

Sinopsis: Cinco amigos se disponen a pasar el fin de semana en una vieja casa de campo que han alquilado. Durante la primera noche, encuentran en el sótano un extraño libro y unas grabaciones pertenecientes al anterior inquilino, un viejo profesor de universidad. Una de las chicas sale fuera y es atacada por fuerzas sobrenaturales. Consigue escapar, pero una vez dentro de la casa es poseída por un demonio y ataca a sus compañeros.

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers NADA importantes, pero son spoilers..

Crítica: El bosque, el libro de los muertos y los cinco amigos.
En 1981, Sam Raimi hizo un clásico del género de terror con MUY poco presupuesto y con muchas ganas, y la jugada le salió más que perfecta, ya que el resultado ha sido excepcionalmente increíble.
Con cinco actores, una cabaña, un bosque y un bajísimo presupuesto, Posesión Infernal (también conocida con su título original: Evil Dead) se ha convertido en un clásico y un icono del terror, del gore y de Serie-B, ganándose el cariño de los que la han visto (o al menos de casi todo). 
Tengo que reconocer que la primera vez que vi esta película no me gustó demasiado, no me cayó muy en gracia, no sé por qué, pero con el tiempo se ha ganado mi total cariño y se ha convertido en una de mis películas más imprescindibles de ver de vez en cuando.
Posesión Infernal nos muestra cinco amigos que se van a una cabaña en un bosque, pero lo genial de esta película es que no solo veremos en acción a los que acaben siendo poseídos, sino también el propio bosque, haciendo más genial, si se podía, este film. 
Evil Dead tiene muchísimos aspectos buenos, uno de ellos sería que te mantiene atento y pegado a la pantalla en todo momento, y es que esta película tiene todo lo que cualquier amante del terror pueda desear: sustos, miedo, tensión, sangre (MUCHA sangre) y escenas asquerosas (en las cuales no tiene por qué estar incluída o no la sangre), y mucho más.
En cuanto al terror, tengo entendido que en su época, este film de Sam Raimi, causó muchísima sensación en el público y se consideró una película realmente terrorífica, y no les quito nada de razón: es increíble cómo te mantiene en tensión y cómo te transmite el horror en cada segundo, desde que tienen ese intento de accidente en la carretera hasta que acaba el film con el grito de Ash, el protagonista.
El gore es sencillamente asombroso, no es lo más fuerte que he visto en mi vida, no voy a mentir, pero es sencillamente impecable, e incluso llega a no dejar indiferente a nadie (a no ser que se vean cosas muchísimo peores cada día o si te acostumbras rápido, como yo). 
En cuanto a tensión, como ya he dicho, es una película que te mantiene atento en todo momento, de principio a fin, y el film consigue atraparte.
Los sustos, sin ser los típicos que hacen que te sobresaltes, son capaces de hacer que pegues un buen brinco o, simplemente, que no te esperes cosas.
Las posesiones: magníficas. El maquillaje y los efectos especiales/visuales de la sangre y todo lo demás son MÁS que buenos y, si se tiene en cuenta el bajo presupuesto, te das cuenta de que Posesión Infernal es una película que merece la pena ver.

Para disfrutar al 100% de Evil Dead hay que tener en cuenta el poquísimo dinero que tenía Sam Raimi, el director, y, respecto presupuesto-calidad, lo BIEN y MAGNÍFICA que ha salido la película.
Para acabar, quería destacar lo que me ha gustado la película, es decir: MUCHÍSIMO. Es una película que hay que saber apreciar bien, y que no reprocho a nadie que no le guste, pero que no es una película mala, para nada.
Un clásico magnífico, digno de todas las buenas críticas. Terrorífica, con buenísimas escenas, gore más que aceptable y una dirección impecable por parte de Sam Raimi, al cual felicito de todo corazón.

Mi nota: 7,7 sobre 10.

jueves, 21 de febrero de 2013

Harry Potter y el cáliz de fuego (Harry Potter and the goblet of fire) (Libro) - J.K.Rowling

Reseña del libro: Tras otro abominable verano con los Dursley, Harry Potter se dispone a iniciar el cuarto curso en Hogwarts, la famosa escuela de magia y hechicería. A sus catorce años, a Harry Potter le gustaría ser un joven mago como los demás y dedicarse a aprender nuevos sortilegios, encontrarse con sus amigos Ron y Hermione y asistir con ellos a los Mundiales de Quidditch. Sin embargo, al llegar al colegio le espera una gran sorpresa que lo obligará a enfrentarse a los desafíos más temibles de toda su vida. Si logra superarlos, habrá demostrado que ya no es un niño y que está preparado para vivir las nuevas y emocionantes experiencias que el futuro le depara.

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers, algunos, MUY importantes.

Crítica: Harry ya no es un niño, y lord Voldemort ha vuelto: el mundo mágico ya no será igual que antes.
Cuarta entrega de la saga y vamos prosperando muy gratamente. Siendo sincero, "Harry Potter y el cáliz de fuego" (la película) es la que menos me gusta de la saga (y no quiero decir que no me guste, porque ME ENCANTA, pero la que menos), y no sabría explicar la razón del por qué, y con esas expectativas hacia la cuarta parte de Harry Potter me leí el libro, pensando que sería el que menos me gustaría, y estaba muy equivocado. El cuarto libro escrito por J.K.Rowling es inmensamente superior en muchísimos sentidos, excepto en una pequeña cosa que comentaré más tarde, pero, sinceramente, si yo creía que que El Prisionero de Azkabán superaría a El Cáliz de Fuego, era porque no había leído todavía la cuarta entrega, aunque, he de reconocer, que la tercera parte también me encanta.
Y es que en esta ocasión nos encontramos con una historia que marcará un antes y un después en la saga gracias a la resurrección de Voldemort casi al final del libro, y apartir de aquí todo se vuelve mucho más siniestro y oscuro de lo que ya había sido en El Prisionero de Azkabán o en La Cámara Secreta, acercándose un poco más a los gustos de todos los públicos y donde las escenas de tensión toman muchísima fuerza. 
Con un comienzo que nos relata un poco la casa de los Ryddle (o Riddle, depende de la edición del libro) y con la pesadilla de Harry, donde se puede apreciar bastante bien
que la película se come los seis primeros capítulos, aunque no del todo, ya que sí añade un poco del primero (la casa de los Ryddle) y un poquito del sexto (el del traslador) y nada más, haciendo que sea la peor adaptación de momento; pero eso se puede llegar a entender, ya que un libro de más de 600 páginas es muy difícil de adaptar a la perfección, sabiendo que ni si quiera se ha adaptado todo de La Piedra Filosofal, que es el libro más cortito.
No entraré en resúmenes de la historia y enfocaré en los puntos fuertes, es decir, casi todo. 
J.K.Rowling transmite una magia casi insuperable en cada página, como en todos los libros de la saga (al menos hasta el momento) y ha conseguido una trama nueva con el Torneo de los Tres Magos.
La tensión se apodera de cada palabra cuando lees los capítulos más importantes o más tensos, como los de las pruebas y los del cementerio. Aunque supiera que Harry iba a ganarlos, no podía evitar la sensación de nervios por leer cómo termina cada prueba del torneo o cómo acabaría el duelo con Voldemort en el cementerio. 
Algunas las diferencias las destacaré y comentaré cuando critique la película, pero me gustaría añadir una cosa ahora: este libro merece la pena leerlo ya por el simple hecho de que lo cuenta todo. Barty Crouch Junior, junto con el Veritaserum, cuenta cómo escapó de Azkabán, se desvela el misterioso cartelito de "Bartemius Crouch" en el mapa del merodeador, qué es lo que pasó con Barty Crouch padre, se desvela TODO, y eso me ha parecido algo increíblemente increíble y fascinante. 
Lo único que podría destacar de la película que supera al libro es la primera prueba: en el film tiene más acción y está MUY BIEN realizada, pero expresarlo en la película es más fácil que en el libro, así que no lo tengo en cuenta como reproche hacia el libro.
Con un final INCREÍBLEMENTE inesperado y alucinante, con una fantasía única y con uno de los mejores libros, esta cuarta entrega se convierte en el favorito de muchos, pero tendré que leer los demás libros para salir de dudas. Sin palabras.

Mi nota: 9,9 sobre 10.

A dream come true (Libro/historia) - Elspeth Rawstron

Reseña del libro: Tanya y Dan hacen una prueba para ver si entran en un grupo musical que se está formando, ella como solista principal y él como guitarrista. Cuando después de la audición Tanya encuentra unos pendientes de la época del antiguo Egipto y se los queda, ninguno imagina el peligro que les aguarda. ¿Por qué dos hombres de aspecto horrible quieren quitárselos? ¿Por qué la famosa estrella del pop Lara Lane se interesa en la elección de la solista para el nuevo grupo? Hay muchos misterios en esta emocionante aventura que tiene el mundo de la música pop como telón de fondo.

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers no muy interesantes, pero spoilers.

Crítica: La ladrona de pendientes que se hace la inocente.
Antes de nada quería decir que este libro (si es que se le puede llamar libro a esta historia de MUY pocas páginas) no lo he leído por propia voluntad, sino por obligación del instituto, y para dar a ver la variedad que puedo llegar con mis críticas (desde películas o libros muy conocidos hasta películas que apenas muy poca gente ha visto (todavía no, pero ya se verá) o libros de este calibre) he decidido criticar esta historia también, simplemente por eso. Una vez dicho eso, empiezo: 
"A dream come true", además de ser un libro que no llama la atención para nada (o al menos a todas las personas que conozco no les ha interesado en absoluto) es bastante malo en mi opinión. 
Con un comienzo poco interesante que arranca de una manera que podría haber ayudado a fluir bastante bien la historia, el libro se nos va presentando con saltos de escenas y de situaciones que pueden llegar a ser confusas para el lector y que, por ejemplo, están hablando de Tanya (la protagonista) y de Dan (el guitarrista que conocerá antes de entrar en el lugar donde se realizarán las audiciones para entrar en el grupo) y de repente cambian a Bianca (la que elegirán como solista principal por un "favor" que hizo mánager de de Lara Lane a la artista al que él representa), sin venir al tema. 
Además de esos cambios bruscos de escenas, el libro tiene más cosas malas, y son la incoherencias y las tonterías por parte de la protagonista, Tanya. El hecho de robar unos pendientes que, como dice Dan en el libro, parecen MUY valiosos y MUY antiguos, ella hace caso omiso de sus advertencias, y luego a ella le persiguen unos hombres que buscaban los pendientes y encima huye de ellos, y, por si fuera poco, no quiere entregar a la policia los pendientes y tampoco quiere devolverlos a los que malhechores (Damien y Jack), que son los supuestos propietarios, aunque en realidad son los traficantes de los pendientes. 
Luego, además, nos intentan sorprender con que Lara Lane es la madre de Bianca, cosa que ni sorprende ni deja de sorprender, simplemente deja indiferente. 
Es un libro para ayudar a la comprensión en la lectura en inglés y para ayudar al hábito de leer en ese idioma, pero siendo objetivo este libro no es nada bueno, en ningún sentido: puede llegar a ser aburrido, tiene una trama nada interesante y está lleno de sandeces y tonterías. Sin embargo, se lee muy rápido gracias a su cortísima extensión. Una auténtica pérdida de tiempo.

Mi nota: 3,5 sobre 10

miércoles, 20 de febrero de 2013

Harry Potter y el prisionero de Azkabán (Harry Potter and the prisoner of Azkaban) (2004) (Película) - Alfonso Cuarón

Sinopsis: Harry Potter y sus amigos Ron y Hermione vuelven para pasar su tercer año en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería donde los adolescentes se ven obligados a hacer frente a sus más oscuros temores cuando se enfrentan a un peligroso prisionero que se ha fugado y a los igualmente terribles Dementores que son enviados allí para protegerles.

Aviso: la crítica puede contener Spoilers.

Crítica: Harry Potter, Sirius Black y el beso del dementor.
En 2004, dos años después de que Chris Columbus dirigiera la segunda entrega de la saga (Harry Potter y la cámara secreta), Alfonso Cuarón (también director de "Hijos de los hombres (2006)") "sustituyó" a Columbus como director e hizo la tercera parte, y Chris pasó a ser uno de los productores.
Esta secuela de Harry Potter adquiere y asume un tono bastante siniestro, gracias al secreto de Sirius Black, el padrino de Harry, gracias a los dementores y a bastantes
cosas más, pero ese tono siniestro ya se vio y se pudo apreciar bastante bien en la segunda parte -en la de la Cámara Secreta-, pero esta vez se ha potenciado, y ese hecho tal vez influya bastante a gustar más o menos al espectador que lo ve, siendo o no fan de la saga.

En esta ocasión nos encontramos a Harry en su tercer año en Hogwarts. Me ha sorprendido bastante que sea la primera película -y el primer libro- (y los únicos) que no aparece lord Voldemort, pero sí uno de sus vasallos: Peter Pettigrew, también conocido como Colagusano.
Con un comienzo que resumiría en un minuto una minúscula parte del primer capítulo del libro (el hecho que hace los deberes a escondidas) y que después te traslada de golpe a la presentación de tía Marge.
Después de inflar a su tía como un globo a casua de un ataque de rabia, Harry huye y, después de ver por primera vez a Sirius Black (aunque convertido en perro y todavía sin saber que era Sirius) entra en el Autobús Noctámbulo. El autobús es más que "MUY BUENO": da lugar a escenas de humor, nos muestra magia fuera de Hogwarts (aunque no una magia de varitas) y está más que bien.
En el Caldero Chorreante, después de que el autobús llevara a Harry allí, se encuentra con Cornelius Fudge, el Ministro de Magia.
Tengo que decir que como adaptación sigue siendo bastante mala, se dejan cosas cómo por qué Hermione compra a Crookshanks, su gato, el por qué Sirius se hizo un animago, se dejan por qué el patronus de Harry es un ciervo (por el tema de su padre,
que también era animago), se dejan por qué plantaron el Sauce Boxeador y bastantes cosas más, pero son cosas que tal vez hubieran llenado demasiado metraje, y se puede entender por qué se las dejaron. Sin embargo, hay cosas que no se entienden, como cuando Hagrid en el libro lleva bastantes hipogrifos y en la película solo a Buckbeak, sin embargo, eso no es tan importante como para crucifijarles por ello.
Dejando atrás un poco el resumen del principio y algunas diferencias con el libro, me centro en que me ha parecido una de las mejores secuelas que esta saga ha podido tener. Con un final TOTALMENTE INESPERADO que da un vuelco impresionante a la trama y que, además, desencadenará futuros papeles muy importantes dentro de la saga, tanto para Colagusano como para Sirius.
Misteriosa, siniestra, con un final que nadie se lo esperaba (a no ser que se hubiera leído el libro antes, claro), pero se deja algunas cosas que se hubieran agradecido si las hubieran puesto.
Inferior al libro, pero es una película increíblemente fantástica y maravillosa, y una de las mejores de la saga.

Mi nota: 8,4 sobre 10

miércoles, 13 de febrero de 2013

Harry Potter y el prisionero de Azkaban (Harry Potter and the prisoner of Azkaban) (Libro) - J.K.Rowling

Reseña del libro: Cuando Harry Potter y sus amigos vuelven a Hogwarts para cursar su tercer año de estudios, se ven involucrados en un misterio: de la prisión para magos de Azkaban se ha fugado Sirius Black, un peligroso mago que fue cómplice de Lord Voldemort y que ahora intentará vengarse de Harry Potter. El joven aprendíz de mago contribuyó en gran medida a la condena de Sirius, por lo que hay razones para temer por su vida.

Aviso: la crítica puede contener algunos o bastantes spoilers.

Crítica: Y los dementores invadieron Hogwarts.
Un nuevo curso significa para Harry varias cosas: nuevos misterios, nuevas aventuras, nuevos amigos, y nuevos enemigos. 
El libro comienza, y la magia fluye. Harry, que no puede hacer los deberes en casa, por culpa de los Dursley, se las apaña para poder hacerlos, de noche y a escondidas, y así comienza el primer capítulo. Después Harry recibe cartas de Ron, de Hermione, de Hagrid, y hasta de McGonagall (aunque esta última le envió una carta por diferentes motivos que los otros tres). Después conocemos a tía Marge, un nuevo personaje, que se convierte en una especie de enemiga para Harry, y con toda la razón del mundo. 
Dejando atrás la introducción de los dos primeros capítulos, el libro fluye de una manera excepcional, poco a poco te va adentrando dentro de la historia, como en los otros dos libros anteriores. 
Con la aparición de Fudge (que ya salió en el segundo libro, aunque fue una aparición bastante breve), para Harry, aunque no se dio cuenta en ese momento, comenzaron los problemas: Sirius Black había escapado de Azkaban (una prisión de magos de altísima seguridad) y va a por Potter, para matarlo, o eso dicen al menos. Los problemas no acaban ahí, ya que se suman los dementores: unas criaturas horrendas que aterrorizan a Harry (y a todos en general), y que tienen que estar vagando por las afueras de Hogwarts para atrapar a Sirius Black. Pero Harry, a lo largo de todo el libro, soluciona todos sus problemas. Aprende a vencer a los dementores gracias al profesor Lupin, el nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, y el tema de Sirius, donde descubre toda la verdad acerca de él, también es gracias a Lupin. 
El tema de Buckbeak me pareció maravilloso, un hipogrifo magnífico, que ayudará mucho a la hora del desenlace. 
Tengo que reconocer que para mí ha sido el mejor libro de los tres primeros, el que más me ha gustado, y tal vez el que da un giro más inesperado en cuanto al tema del desenlace, ya que abarca también a Scabbers, haciendo que te lo esperes menos todavía. 
Me ha gustado leer cómo y con qué fin Hermione compró a Crookshanks, el por qué plantaron el Sauce Boxeador en Hogwarts (por el tema de Lupin y la Casa de los Gritos), el mapa del merodeador (un mapa perfecto para cualquier alumno travieso), por qué el patronus de Harry es un ciervo (por su padre) y también me ha encantado saber por qué Sirius Black, Peter Pettigrew y James Potter se volvieron animagos (por un motivo de amistad, al menos por parte de James y de Sirius, hacia Lupin), todo es realmente fantástico, impredecible y casi-perfecto en esta tercera parte. 
El mejor de los tres libros primeros, con personajes maravillosos, una magia envolvente, Snape siempre odiando a Harry y a sus amigos, Draco Malfoy siempre haciendo de las suyas para que todos le tengamos más cariño (nótese la ironía), con el secreto de Hermione y su giratiempo, una idea MUY original, propicia y magnífica, y con muchas cosas reveladas y contadas. 

Mi nota: 9,8 sobre 10.

Paranormal Activity 2 (2010) - Tod Williams

Sinopsis: Dos meses antes de lo acontecido en la primera parte, las cosas se ponen extrañas en la casa de la hermana de Katie. Ya que ella con su pareja y sus hijos, después de mudarse al típico barrio residencial, comienzan a sentir ruidos extraños. Luego de sufrir un extraño robo decidirán colocar cámaras por toda la casa para vigilarla... lo que captarán las cámaras no serán precisamente ladrones.

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers.

Crítica: El "más" se convirtió en "menos".
Tres años después de la criticada (tanto para bien como para mal) "Paranormal Activity", de Oren Peli, llegó esta segunda parte a manos de Tod Williams, la primera secuela de una saga que parece que dará para bastante tiempo, ya que, hasta la fecha, tenemos tres entregas más aparte de esta segunda, y vienen más de camino. 
Con lo que supuso "Paranormal Activity", tanto en taquilla como para el género de terror y el sub-género mockumentary y/o casas encantadas, esta segunda parte era más que previsible como también era el hecho de que querrían exprimir al máximo el
jugo que podría dar esta saga enriqueciéndose en dinero gracias a los espectadores que acuden a verla.

Tengo que decir, que a mí la primera parte, como ya dije en la crítica, me pareció increíble: terrorífica, "innovadora" (dentro del margen que doy) y buena, pero esta secuela es algo decepcionante.
Si "Paranormal Activity" de Oren Peli ya tenía un inicio algo lento, que hasta la media hora de metraje no pasaba nada interesante, aquí ya es una tomadura de pelo: aprovechan que el público espera ver algo parecido a la primera dándonos "acciones paranormales" (como yo las llamo) a cuenta-gotas y nada destacables, y hasta que no pasa una hora no comienza lo "bueno", y ese "bueno" está entre comillas porque lo que se supone que es lo mejor del film no consigue transmitir que lo transmitió la
película que hizo Oren Peli en 2007. Sin la misma gracia ni el mismo efecto, me he encontrado con un film que en su momento me gustó, y que, ahora, al volver a verla, me ha decepcionado más que bastante.

En esta ocasión vemos a Kristi, la hermana de Katie, en una casa con un marido e hijos (aunque la mayor no es suya, ya que es su madrastra), y conoceremos al pequeño, Hunter, el cual será de vital importancia para las futuras entregas de "Paranormal Activity". Volveremos a ver a Katie, en pequeñas apariciones hasta ver cómo es la desencadenante del "trágico" final (si es que es puede llamar trágico). 

Como dice mi crítica nada más empezar: el "más" se convirtió en "menos".
Paranormal Activity 2 nos trae escenas pobres en terror que se hacen esperar durante 60 minutos gracias a su lento inicio donde no arranca la actividad paranormal apesar de tener más cámaras por la casa que en la película de Oren Peli. 
Pero todo no sería malo: tiene cosas muy buenas como segunda parte de esta saga. Una de ellas sería que apesar de tardar sesenta minutos en darnos algo de "acción" para que agradezcamos la espera y con unas actividades paranormales que nos las dan en pequeñísmas dosis, la película es algo entretenida. También tiene de positivo que "cuente" algunos misterios que dejó la película que se hizo en 2007, como la fotografía quemada que aparece, por qué le ocurre a Katie y por qué la poseyeron.
Bastante más floja que la primera. Con sucesos paranormales dados en dosis diminutas, con un final interesante, que es lo único que salva al film. No supera a la primera parte ni de lejos.

Mi nota: 3,5 sobre 10

sábado, 9 de febrero de 2013

Paranormal Activity (2007) - Oren Peli

Sinopsis: Un hombre y su esposa se mudaron a una casa en los suburbios de San Diego. Pronto, en su nuevo hogar, comenzaron a sufrir la pesadilla de todo recién mudado: ser aterrorizados de noche por ruidos extraño e indescifrables. La pareja decide grabar con una cámara las noches terroríficas...

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers, e incluso bastantes.

Crítica: Las terroríficas noches de Katie.
"Paranormal Activity" fue, y sigue siendo, una película bastante criticada, tanto para bien como para mal sentido, ya que las opiniones del público en general son muy dispares y diferentes, pero... ¿Cuál es la opinión más con más fiabilidad? Depende de la opinión a la que te acerques más, y es que "Paranormal Activity" es un compendio de críticas buenas, calificándola como una película realmente terrorífica, y de críticas malas, diciendo que es una auténtica basura que decepciona.
En mi opinión, "Paranormal Activity" es realmente aterradora, lo que por lo tanto significa que estoy de acuerdo con las buenas críticas, ¿Por qué? Por todo lo que mencionaré de aquí en adelante. 
Oren Peli (aparte de director de esta película, también es productor de las secuelas que generará "Paranormal Activity") ha hecho una película original mezclando las casas encantadas con el sub-género Mockumentary (el fénomeno de grabar una película al estilo cámara en mano), pero, sin embargo, alguna gente asegura que se basó en "El proyecto de la bruja de Blair" (1999), pero también dicen eso de los bastantes mockumentarys que hay, ya sea [REC] (2007), Grave encounters (2011), y bastantes más, y sin ir más lejos Paranormal Activity, y lo dicen simplemente por utilizar un género -el mockumentary en este caso- que inventó (o re-inventó, depende de cómo se mire) El proyecto de la bruja de Blair.
Dicho eso, prosigo. 
Esta película, como dije antes, me parece realmente terrorífica. Con un comienzo algo lento, que hasta la media hora transcurrida no ocurre nada realmente interesante, pero que aun así no aburre, en absoluto, y te mantiene preparado para cuando viene lo realmente bueno, y lo buena comienza simplemente con una puerta moviéndose sola a altas horas de la madrugada, y viendo que no ha habido ninguna corriente de aire, ya que las flores de al lado no se habían movido. Simplemente con eso, ya te deja en tensión, apesar de ser una tontería la puerta moviéndose, pero lo que eso desencadenará no dejó a nadie que la vio indiferente (o al menos a los que sí les gustó la película). Katie y Micah (la pareja de Katie) intentarán todo lo que esté a su alcance para intentar parar los fénomenos, pero estos lo único que harán será aumentar.
Con los sucesos paranormales que parecen no cesar nunca, además, Katie parece como poseída en algunas momentos, aumentando el terror en el espectador, por muy tonto que parezca, da miedo.
Y con el final... menudo final. Con Katie sucumbida en la "posesión" mata a Micah, traidoramente, ya que finge que la ha vuelto a atacar lo que sea que haya poseído la casa, o a ella, ya que no sería la primera vez que la hacen algo a Katie, y Micah al intentar ir en su ayuda muere.
Paranormal Activitiy para mí es realmente aterradora, muy pocas películas me han dado miedo, MUY pocas, en mayúsculas, y esta ha sido una de ellas, desde la puerta que se movía sola, pasando por cada suceso paranormal y por el trastocamiento de Katie por culpa de la "posesión", y acabando en un desenlace escalofriante.
Más que entretenida, apesar de sus 30 minutos iniciales donde no pasa nada, pero que a partir de ahí comienza lo bueno y realmente interesante.
Tal vez le ponga un poco más de nota (unas décimas como mucho) por el hecho de ser una de las poquísimas películas de terror que me han causado miedo en mi vida.
Transmite terror, es espeluznante y tensa.

Mi nota: 6,9 sobre 10.

viernes, 8 de febrero de 2013

Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the chamber of Secrets) (2002) (Película) - Chris Columbus

Sinopsis: Harry Potter no ha tenido un buen verano. No sólo ha tenido que aguantar a su autoritarios tíos Petunia y Vernon Dursley y el terror que tienen a sus poderes mágicos, sino que también parece que los mejores amigos de Harry, Ron Weasley y Hermione Granger, le han olvidado, puesto que no han respondido a una sola de sus cartas.
Entonces, repentina y misteriosamente, aparece Dobby, el elfo doméstico, en el dormitorio de Harry y le dice que correrá un gran peligro si trata de volver al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Dobby está tan decidido a evitar que el joven Gryffindor vuelva a Hogwarts que ha impedido que toda la correspondencia de Ron y Hermione llegue a Harry.

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers sin importancia, pero spoilers al fin y al cabo.

Crítica: Harry Potter, la cámara secreta y las serpientes.

Chris Columbus no pierde el tiempo. Un año después de dirigir y de llevar a la gran pantalla "Harry Potter y la piedra filosofal", Columbus (además de director, guionista de films como "Gremlins", "Gremlins 2: La nueva generación" o "Los Goonies") llevo al cine también la segunda parte de la saga, tanto de libros como de películas: "Harry Potter y la cámara secreta", y le pasó lo mismo que con la primera entrega: como película de fantasía es increíble, con todas las letras de la palabra, pero como adaptación se queda algo corta.

Harry Potter y la cámara secreta es, en mi opinión, una continuación EXCEPCIONAL en todos los sentidos, tanto el libro como la película, pero el film ante el libro pierde, no porque siempre se considere mejor al libro, sino porque en el largometraje salen menos cosas (y entiendo que no se adapte del todo, ya que sino el metraje sería demasiado extenso) y porque J.K.Rowling hizo una maravilla de libro, pero Chris Columbus no se quedó nada corto con la película, en absoluto.
Comenzando igual que el libro, con la discusión causada por Hedwig, cada segundo nos envuelve en la trama, llenándonos de magia, igual que en "Harry Potter y la piedra filosofal", aunque, respecto a esa, hay una pequeña evolución: el misterio y la tensión en esta ocasión han aumentado. Dejando atrás la introducción que supuso la primera parte de la saga, donde nos presentaban personajes y nos metían en Hogwarts y en un mundo mágico impresionante, esta entrega se dedica más a jugar
con la tensión y el misterio llenando de terror cada esquina de Hogwarts para los alumnos "sangre sucia" por la presencia del monstruo que vivía en la cámara de los secretos.
Dejando a un lado la especie de introducción que he hecho, viene la fantasía.
Como película de fantasía ya he dicho que me parece excepcional de principio a fin, casi igual que la primera, "La piedra filosofal", pero, como dije antes, aumenta en tensión y en misterio, y las "muertes", o mejor dicho, petrificaciones de los sangre sucia, y algún que otro fantasma (véase la petrificación de Nick Casi-Decapitado) ayudan favorablemente a que el suspense sea mejor que el de la anterior película.

Y para resumir, ya que me podría pasar aquí todo el día, la película es una maravilla. Cómo Harry y Ron van a Hogwarts en el Ford Anglia, cómo van resolviendo el misterio de la cámara secreta poco a poco, el diario de Tom Ryddle (o Riddle, como queráis), el basilisco, la poción multi-jugos, y un sin fin de etcéteras que no acabarían
nunca para describir lo increíble que es esta película. Pero también tiene cosas malas: como adaptación al libro es bastante pobre. Chris Columbus falla en eso, hace con Harry Potter películas increibles en todos los sentidos, menos en ese, en adaptarlos fielmente al libro, cosa que no es ni positiva ni negativa, ya que si se adaptara todo no acabaría nunca la película, pero se acerca más a lo negativo, hasta ha llegado a "borrar" el cumpleaños de muerte de Nick Casi-Decapitado, comiéndose un capítulo del libro que no aparece en la película, o en algo tan simple como quién explica la historia de la cámara secreta: en la película lo explica McGonagall, en el libro es contado por el profesor Binns, que explica historia de la magia; y cosas tan simples como que el pudin que hizo tía Petunia al principio en la película cayera encima de la invitada, la señora Mason, y en el libro cayera al suelo simplemente salpicando todo, y bastantes cosas más que no se han adaptado al cien por cien, pero que no han quedado mal del todo, pero que habría estado mejor adaptarlas al pie de la letra.
Magnífica. A mi gusto, la primera y la última son las que más me gustan de la saga, pero esta es de mis favoritas también. Una auténtica maravilla para los sentidos y para dejar volar la imaginación, donde Hogwarts se vuelve un lugar más siniestro y oscuro que poco a poco irá desencadenando sucesos increíbles.
MUY buena segunda parte, pero me quedo con el libro.

Mi nota: 8,3 sobre 10

jueves, 7 de febrero de 2013

Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) (Libro) - J.K.Rowling

Reseña del libro: Tras derrotar una vez más a lord Voldemort, su siniestro enemigo en Harry Potter y la piedra filosofal, Harry espera impaciente en casa de sus insoportables tíos el inicio del segundo curso del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Sin embargo, la espera dura poco, pues un elfo aparece en su habitación y le advierte que una amenaza mortal se cierne sobre la escuela. Así pues, Harry no se lo piensa dos veces y, acompañado de Ron, su mejor amigo, se dirige a Hogwarts en un coche volador. Pero ¿puede un aprendiz de mago defender la escuela de los malvados que pretenden destruirla? Sin saber que alguien ha abierto la Cámara de los Secretos, dejando escapar una serie de monstruos peligrosos, Harry y sus amigos Ron y Hermione tendrán que enfrentarse con arañas gigantes, serpientes encantadas, fantasmas enfurecidos y, sobre todo, con la mismísima reencarnación de su más temible adversario.

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers, pequeños, pero son spoilers al fin y al cabo.

Crítica: Harry Potter, la cámara de los secretos y el basilisco.
Y aquí llega, Harry en su segundo año en Hogwarts, junto con sus amigos: Ron y Hermione. Valorar libros de esta categoría de una manera objetiva y justa no es nada fácil, al menos para mí, ya que en cada página van ligados muchos sentimientos, ya sea porque la película forma parte de mi infancia y el libro es más espectacular todavía que éste o por el simple hecho de pertenecer a Harry Potter. Pero como hice con el anterior libro, intentaré ser objetivo en valorar y criticar.
Nada más empezar ya tenemos otra de las muchas discusiones entre tío Vernon y Harry, esta vez causada por Hedwig. Unas páginas más adelante, los Dursley ya vuelven a ganarse nuestro cariño de nuevo (nótese la ironía otra vez), que, además, esperan visita, pero algo no les hará pasar una noche tranquila: Dobby. En la entrada del segundo capítulo ya conoceremos a Dobby, un elfo doméstico, que intentará "salvarle" la vida a Harry, si antes él no se la quita. Por culpa de Dobby, a Harry se le complicará todo al intentar estar en Hogwarts, e incluso al intentar ir, y se llega a hacer un poco odioso este personaje, pero será de vital importancia en los siguientes
libros, o al menos en las películas. Pero Ron ayudará a Harry a ir a Hogwarts, y una vez en Hogwarts comienza el misterio. Este libro es increíble, ya que pierde algo de "inocencia" (con inocencia me refiero a lo "infantil"que podía resultar el primer libro en comparación con el resto de la saga), gana en misterio, en intriga, en tensión, en suspense, en TODO. Lo que quiero decir es que, desde la primera página hasta la última, el libro irradia emoción y magia. Considero estos dos libros, el primero y este, igual de buenos y espectaculares.
Cuando llegan a Hogwarts, y la magia que irradia mencionada antes, comienza a fluir junto con cada página que vas pasando, y entonces Snape pilla a Ron y a Harry en su espectacular entrada con el Ford Anglia volador y mirando por la ventana del gran comedor.

En este libro conoceremos a Gilderoy Lockhart, el nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, el cual es un farsante y un personaje odioso; conoceremos a Aragog, una mascota muy particular de Hagrid, la cual dará bastantes problemas a Harry y a Ron, pero les será un poco de ayuda; también conoceremos a Tom Ryddle (o Tom Riddle, según la edición del libro) y sabremos que es Voldemort de joven, y, por último, al basilisco, el cual inundará de terror cada esquina de Hogwarts. 
El libro es maravilloso, magnífico de principio a fin, rebosante de intriga y magia, donde cada vez que nos acercamos más al final se vuelve más y más siniestro, hasta desencadenar un final tenso y con acción, donde Harry mata a un basilisco y destruye al recuerdo Tom Ryddle, o Voldemort, ya que son la misma persona. 
Cabría destacar que me ha parecido mejor que la película, y eso que el film me parece bestialmente impresionante, pero el libro es inmesamente apasionante. La adaptación que se hizo, es decir, la película, no es que sea muy fiel, pero eso ya lo comentaré en la crítica de dicha película. 
Sin mucho más que añadir, ya que sería un resumen del libro, tengo que decir que la poción multijugos: una idea muy imaginativa por J.K.Rowling, y muy buena además.
Y para terminar: el final. Un final tenso, donde el fénix Fawkes ayudará a Harry a vencer al basilisco, y donde nadie se esperaba que fuese Ginny la que hubiese abierto la cámara de los secretos (aunque eso ya se sabía cuando lo comentaron los profesores entre ellos antes de que Harry, Ron y Lockhart abrieran la cámara secreta, aunque éste último haya ido por obligación).
Impresionante de principio a fin.
Como se habrá visto, el intento de valorarla objetivamente no se ha cumplido mucho, aunque también es cuestión de criteriores y/u opiniones.

Mi nota: 9,7 sobre 10

Pesadilla en Elm Street: El origen (Remake) (A nightmare on Elm Street (Remake)) (2010) - Samuel Bayer

Sinopsis: Un grupo de jóvenes comparten un vínculo común: todos están siendo acechados por Freddy Krueger, un asesino desfigurado que los persigue en sus sueños.

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers, e incluso spoilers de otras películas de esta saga.

Crítica: Y Freddy volvió, con un nuevo rostro.
Después de tantas secuelas que generó "Pesadilla en Elm Street", de Wes Craven, no era de extrañar que tarde o temprano hicieran un remake, lo raro es que no lo hubieran hecho antes; y Samuel Bayer se encargó de dirigirlo, y el resultado era de esperar: no supera a la original en nada, pero por eso no hay que tirarle piedras ni crucificarlo. El hecho de no superar en nada a la original ya estaba más que claro, no porque la original siempre sea mejor, ya que han habido veces en que el remake ha superado a su respectiva película original, sino porque "Pesadilla en Elm Street", de 
Wes Craven, es muy difícil de superar en muchos aspectos, por no decir en casi todos.
Para empezar, la diferencia absoluta y más destacable entre el remake y la original es el asesino que caracteriza a esta saga: Freddy Krueger. No es lo mismo un Freddy Krueger interpretado por Robert Englund que un Freddy Krueger interpretado por Jackie Earle Haley (el nuevo actor que interpreta a Freddy en esta ocasión), y estoy seguro de que todos estaremos de acuerdo en esto: Robert Englund es y será para siempre nuestro auténtico Freddy Krueger. Jackie Earle Haley no lo hace mal, en interpretación y ese tema, pero al verle (y al estar acostumbrado a Robert Englund) te das cuenta de que no encaja como lo hizo el Freddy original, es más, si ves primero el remake que la original
también te darás cuenta de que Robert vale más para hacer de Krueger que Jackie Earle. Y es que Englund tenía su gracia, no era Robert Englund, sino Freddy, sin embargo... Jackie al hacer de Krueger parece un Alien, lo cual hace que destaque menos y lo convierta en una mala caracterización del asesino de esta saga. 
Dejando a un lado el tema de Jackie, Englund y Freddy, que creo que no hace falta decir que me quedo con el Krueger original, lo cual significa que prefiero a Robert, vienen las muertes.
En cuanto a las muertes, lo mismo de siempre. Freddy con sus pesadillas no deja tranquilos a los pobres niños de Elm Street. Una de las muertes, copiada de la original,
no consigue mejorarla en nada (la muerte de Kris, copiada de la muerte de Tina), la muerte de Jesse (el ex-novio de Kris) tal vez supere a la de Rod (el novio/ex-novio de Tina en la original), y seguramente eso es en lo único que supera a la película que hizo Wes Craven en 1984. Y la muerte de Dean al principio de la película, sirve de una pequeña introducción de lo que habrá en la película, pero es bastante simple, impactante si es la primera vez que ves a Freddy en acción, pero simple como pesadilla y como muerte haciendo que el breve papel de Kellan Lutz como Dean pase sin pena ni gloria.
Como remake no está mal, con algunas escenas copiadas (como la de Nancy cuando está en la bañera, se duerme y sale la mano de Freddy de dentro del agua), pero con nuevas escenas, que se agradece al ver tantos remakes que son un copia y pega de su respectiva original.
No es un mal remake, pero me quedo, por supuesto, con la de 1984, la película de Craven. Entretenida, con buenas escenas y pesadillas más que aceptables, pero no supera en nada a la original (excepto en la muerte mencionada anteriormente). Recomendable (ya que supera a algunas secuelas de la saga), pero la de Wes, es decir, la primera película de Pesadilla en Elm Street, es la mejor de toda la saga e increíblemente buena, y este remake no le llega ni a la suela de los zapatos.

Mi nota: 5,0 sobre 10

miércoles, 6 de febrero de 2013

La nueva pesadilla de Wes Craven (Wes Craven's New Nightmare) (1994) - Wes Craven

Sinopsis: En esta ocasión vemos a Heather, la actriz de alguna de las anteriores películas, teniendo pesadillas sobre el asesino Freddy Krueger, el personaje de ficción. Pronto llega a la aterradora conclusión que un demonio monstruoso ha asumido la personalidad de Freddy y trata de efectuar en la vida real las mismas escenas de la ficción. 

Aviso: La crítica puede contener algunos spoilers sin importancia, pero son spoilers.

Crítica: Wes Craven: el héroe de la saga de Pesadilla en Elm Street.
Tres años después de la desastrosa sexta entrega de Pesadilla (La pesadilla final: La muerte de Freddy) que fue dirigida por Rachel Talalay, Wes Craven (director de la primera película de Pesadilla en Elm Street y de otras películas como "Scream" o "Las colinas tienen ojos") hizo la que sería la secuela de Pesadilla más necesaria de todas,  la última secuela de esta saga (de momento, y sin contar el "Freddy VS Jason") y, además, una de las mejores siete películas principales de Pesadilla en Elm Street, ya
que tiene todo lo necesario para serlo, aunque, como toda película, tiene sus más y sus menos.
Para empezar, debo decir que el argumento tal vez sea, aparte del más original de la saga (de argumento, no de contenido, ya que de contenido tal vez sería la segunda o la tercera parte, sin contar a la original), uno de los mejores guiones, sin superar a la primera, pero quedando bastante por encima de las demás películas, pero eso no significa que sea la mejor secuela de pesadilla, ni mucho menos, pero ayuda a poder llegar a serlo para muchos espectadores y críticos. Wes Craven hizo un gran trabajo en guión, es sencillo y bueno, eficaz y nada decepcionante, viendo lo mismo de siempre (a Freddy y las pesadillas) desde un punto de vista nuevo que nadie hasta ese momento supo plagiar en una película, dando un toque de originalidad a cada segundo del largometraje.
Dejando a un lado la originalidad del argumento y/o guión, me centro en lo que caracteriza a esta película como a las seis anteriores: Freddy Krueger. 
En esta ocasión vemos a un Freddy distinto, no por el actor que lo interpreta (que sigue siendo el mismo: Robert Englund) ni por la manera de matar, sino por el aspecto. Su cara, e incluso su vestimenta, son muy parecidas, pero al fin y al cabo diferentes, lo cual refuerza el argumento del "nuevo" Freddy: el demonio monstruosos que ha asumido la personalidad de este célebre asesino. Sin embargo, el hecho de ver a "otro Freddy distinto" no es muy positivo, ya que, apesar de parecer casi exactamente igual, todos nos quedaríamos con el Krueger de las anteriores películas; pero Robert Englund lo sigue caracterizando más que bien, como siempre. Y con Freddy vienen las muertes, las cuales no pasarán a la historia por ser las mejores de la saga. Las muertes, una con un auto-cameo del director hacia su primera película de Pesadilla (la muerte de Julie auto-cameando la muerte de Tina de Pesadilla en Elm Street), pero bastante flojas; ni muy buenas ni muy malas, simples, pero aceptables.
Otro aspecto positivo sería la tercera aparición de Heather Langenkamp (Nancy en la original de Pesadilla y en la tercera parte de la saga), esta vez interpretándose a ella misma, la cual se ve casada y con un hijo. Y diciendo que Heather hace de ella misma en la película, significa que Robert Englund también hizo de él mismo, además de Freddy.

"La nueva pesadilla de Wes Craven" fue bastante criticada, tanto para bien como para mal, pero a mí me ha parecido una de las mejores entregas de la saga, junto con la primera y la tercera parte, además de salvarnos a todos de esa tan nefasta sexta parte que Rachel Talalay hizo en su momento, en 1991, y que dejó a esta saga por los suelos, y que Wes Craven ha conseguido arreglar un poco el estropicio que se hizo con "Pesadilla final: La muerte de Freddy".
Un soplo de aire fresco para Pesadilla en Elm Street, donde Wes Craven consigue que resurja Freddy de su "tumba" de desechos que Rachel Talalay consiguió.
Con buenas pesadillas y muertes simplonas, "La nueva pesadilla de Wes Craven" se ha convertido, para mí al menos, en una de las mejores secuelas que "Pesadilla en Elm Street" ha tenido, junto a la tercera. Gracias a Craven por no dejar que la saga terminara en esa sexta entrega que mancha el nombre de Freddy.

Mi nota: 6,3 sobre 10

Pesadilla Final: La muerte de Freddy (Freddy's Dead: The final nightmare) (1991) - Rachel Talalay

Sinopsis: Freddy ha acabado con toda la población infantil de Springwood, pero ahora usará al último joven superviviente para atraer a nuevas víctimas a este macabro pueblo, o quizás escapar fuera de él.

Aviso: la crítica puede contener algunos spoilers sin importancia, pero son spoilers al fin y al cabo.

Crítica: La pesadilla terminó, pero... ¿Por cuánto tiempo?
En 1991 Rachel Talalay (productora de otras dos películas de esta saga: "Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy" y "Pesadilla en Elm Street 4: The dream master") dirigió esta sexta entrega de la saga de Pesadilla en Elm Street con el fin de acabar con Freddy (aunque tres años después, en 1994, Wes Craven hizo una séptima entrega, con un argumento muy bueno para seguir la saga y dejarla con un mejor final que el que dejó "Pesadilla Final: La muerte de Freddy", y en 2003 se hizo "Freddy
VS Jason", con lo cual, la saga no termina aquí), pero esto supuso que, aparte de acabar con las pesadillas y con Freddy de una manera tonta y estúpida, iba a dejar por los suelos esta saga en el supuesto final de Pesadilla. Parece que Rachel Talalay (la directora de esta película) se hubiera cebado con las pesadillas y con el asesino que caracteriza a las cinco anteriores películas y que caracterizará unas cuantas películas más en un futuro bastante próximo, ya que parece que intente hacer una parodia y un final de Pesadilla, todo al mismo tiempo, es decir, quiere acabar con la saga y, además, dejarla por los suelos, o al menos eso parece.
Nada más empezar ya tenemos una pesadilla, exactamente del último superviviente de Springwood, John, ya que Freddy ha matado a todos los demás niños y/o adolescentes. En la pesadilla, aparte de observar escenas de relleno ya que Freddy no le causa la pesadilla para intentar matarlo, sino intentar que se vaya de Springwood y le traiga más víctimas para saciar su sed de sangre, podemos ver una casa girando como si estuviera en el ojo de un huracán y a Freddy montado en escoba como si fuera una bruja, es decir, no solo esta película tiene un cero en originalidad como película de la saga, sino que también tiene un cero en originalidad como película, ya que esa escena está completamente plagiada de "El mago de Oz" (1939), ¿Es que se pensaban que acaso nadie se daría cuenta tarde o temprano? Y esto solo es el principio, ya que la película está llena de despropósitos y tonterías. Como no puedo ir diciendo uno a uno cada despropósito, ya que no acabaría ni dentro de dos meses, intentaré resumir. 
Las muertes, ¿Qué decir de ellas? Pues que son otro despropósito. Además de haber poquísimas (solamente tres) son todas ridículas a más no poder, destacando la muerte de Spencer, ¿Que lo mate dentro de un videojuego? En esta saga se han visto cosas raras y tontas, pero esto roza los límites más inrozables y si además le añadimos a Freddy que parecía estar más pendiente de jugar que de matar ya se vuelve peor la cosa.
En cuanto a Freddy... el humor que siempre le ha caracterizado sigue estando, pero rozando la tontería y lo estúpido, eso sí, Robert Englund lo sigue interpretando genialmente. 
Pero no todo es malo: aunque parezca increíble tiene cosas buenas esta película, pero cuesta encontrarlas. Una de ellas sería que cuenta más sobre Freddy, que tiene una hija y que mató a su mujer, y el hecho de cómo consiguió esos "poderes" para matar en sueños (y por cierto, eso de los demonios de los sueños me pareció una tontería gigantesca). Otra cosa sería que tiene mejores efectos especiales/visuales que algunas películas anteriores, pero eso no quiere decir que no sean cutres, sino que son mejores, pero siguen siendo malos. Y, aparte de eso, no encuentro nada más que sea bueno.
Una sarta de porquerías, donde nos engañan hasta con el póster: "Hemos guardado lo mejor para el final...", espero que sea una broma. 
Muertes tontas, el peor Freddy de la saga y con ello también la peor película de la saga, y con diferencia.
Un "final" lamentable y vergonzoso para esta saga. Me alegro enormemente de que hubieran hecho la séptima entrega, ya que tal vez era la más necesaria, para intentar arreglar este desecho de película.

Mi nota: 3,1 sobre 10

martes, 5 de febrero de 2013

Pesadilla en Elm Street 5: El niño de los sueños (A nightmare on Elm Street 5: The dream child) (1989) - Stephen Hopkins

Sinopsis: Alice y Dan viven felices tras haber acabado con Freddy. Las pesadillas han terminado y Alice espera plácidamente que nazca su bebé. Sin embargo, Freddy planea apoderarse del alma del hijo que espera Alice.

Aviso: La crítica puede contener algunos spoilers.

Crítica: Ni los bebés se pueden escapar de las garras de Freddy.
En 1989, Stephen Hopkins (también director de la película "Depredador 2" (1990)) dirigió esta quinta entrega de la saga de pesadillas más famosa, y "Pesadilla en Elm Street 5: The dream child" se convertiría en una de las peores de la saga en cuanto a críticas, pero: ¿Hasta qué punto es cierto eso? Sí que es verdad que mejor que la cuarta no es, ni que la tercera, y ya ni hablo de la primera, la cual no ha sido superada
de momento (y dudo que lo haga alguna película de esta saga en un futuro próximo o lejano), pero mejor que la segunda es, ¿Y por qué? Porque tiene el mismo Freddy de siempre, el humor que le caracteriza y porque es más buena en bastantes sentidos, y luego llegará la sexta parte de la saga, que también es más mala que esta quinta. Entonces, ¿Por qué se la ha criticado tanto? En mi opinión se la ha criticado de esa manera por no ser ni de las mejores ni de las peores, la cuarta iba tirando a más que aceptable (en cuanto a calidad como película y secuela de Pesadilla en Elm Street), pero esta quinta entrega se queda justo en medio, recibiendo muchas malas críticas "sin tener la culpa" de ello, ya que las que más se lo merecen son la segunda y la sexta partes de la saga.
Esta parte de Pesadilla en la cual las muertes hacen referencia a distintas clases "sociales" (los frikis, los deportistas y los esnobs y/o pijos, aunque más sería los obsesionados con su cuerpo y/o estética), por llamarlo de alguna manera, que en común tienen que son amigos entre ellos y de Alice, y Freddy aprovecha eso y sus condiciones sociales para matarles de una manera diferente a todos ellos, y siempre con ese tono irónico y sarcástico lleno de humor auto-parodiando las muertes que él mismo provoca.
Freddy sigue igual que siempre: increíble y muy bien interpretado por Robert Englund, y veo que este actor nunca falla en ninguna película de esta saga, y eso se 
agradece.
Y con Freddy llegan las muertes.
En esta ocasión, la quinta película de Pesadilla en Elm Street tiene muertes algo irregulares, me explico: tiene una muerte más que aceptable (la muerte de Greta, la mejor de la película), otra simplemente aceptable (la de Dan, el novio de Alice, la protagonista) y otra menos que aceptable, demasiado simple (la muerte de Mark, mucho tiroteo y persecución entre él y Freddy al principio pero después acaba en nada), y si además le sumamos la poca cantidad que han habido, el resultado no es satisfactorio, para nada. Pero hay un lado bueno: las pesadillas que causa Freddy siguen siendo buenísimas, así que consigue compensar un poco las muertes algo decepcionantes en general (excepto, repito, la de Greta).
Y con las pesadillas y las muertes viene la sangre. De sangre no hay mucha, por no decir casi nada de nada, pero las muertes que hay no requieren mucha sangre.
El final del film, como siempre, acabando con Freddy, esta vez le mata Amanda, la madre de Freddy, gracias a la ayuda de Jacob, el hijo de Alice, que termina en una especie de posesión (aunque no lo es exactamente) por parte de una personalidad parecida a la de Freddy.
Con más de dos bebés en la película (Jacob y se ve a Freddy como un feto/bebé), con la buena muerte de Greta y las buenas pesadillas de Freddy. A estas alturas, uno ya se acaba acostumbrando a los efectos especiales/visuales algo cutres, pero repercuten en algo. No es de las mejores de la saga, pero tampoco de las peores.

Mi nota: 5,4 sobre 10

domingo, 3 de febrero de 2013

Pesadilla en Elm Street 4: El maestro de los sueños (A nightmare on Elm Street 4: The dream master) (1988) - Renny Harlin

Sinopsis: Freddy ha vuelto. El trabajo que los jóvenes "guerreros del sueño" hicieron no sirvió de nada. Ahora, el amo de los sueños comienza eliminando uno por uno a aquellos que intentaron antes acabar con él. Una de las chicas, que podía incluir a otros en sus sueños, le traspasa su poder a una amiga. Ahora, ella y sus amigos serán las próximas víctimas de Freddy. Sin embargo, él encontrará un uso para los poderes que ahora tiene ella, que le permitirá planear algo aún mayor.

Aviso: en la crítica pueden haber algunos Spoilers.

Crítica: Freddy y las pesadillas compartidas.
Un año después de la tercera entrega (Pesadilla en Elm Street 3: Guerreros de los sueños), la cual significó la mejor secuela de la saga para muchos (hasta el momento al menos), nos llegó esta cuarta parte de la saga, que es bastante innecesaria, ya que la tercera lo tenía todo para cerrarla bien: Freddy volviendo a ser el mismo, las pesadillas, una esencia parecida a la de la primera película de Pesadilla en Elm Street, y un final que acababa con el asesino con una buena muerte. Pero decidieron hacer una cuarta entrega (y más adelante una quinta, una sexta y una séptima también), 
que todas serían innecesarias después de la tercera, pero no voy a culparles de querer ganar más dinero con el asesino de Freddy, es más, les agradezco que hayan hecho tantas películas, pero la calidad del producto baja bastante respecto a la tercera en esta nueva entrega. Baja en el sentido de Freddy, y que se vuelve más fantasiosa a falta de nuevas ideas, y la idea de esta película no está mal, pero se han visto mejores.
El argumento, de las pesadillas compartidas (como yo las llamo) y eso de poder llamar a alguien para que entre en tu sueño está bien, es original, ya se vio en "Guerreros de los sueños" pero ese "poder" no se exprimió del todo, cosa que aquí sí han hecho, ya que casi todas las muertes (excepto dos o tres) han sido causadas gracias a ese poder, y no solo se ha usado para causar muertes, sino también para pesadillas en las que Freddy no salía.

Nada más empezar ya nos encontramos con una pesadilla (igual que en las dos primeras películas, que también comenzaban con sueños causados por Freddy) y conocemos a la que tiene el poder de "compartir" sueños y pesadillas: Kristen. Después a Kincaid y a Joey, y con estos dos ya tenemos a los tres supervivientes de la anterior
película, otra vez en la gran pantalla.
Una vez hayamos creído que esos tres que se salvaron en la anterior película iban a durar un poco más, llega Freddy y mata a Kincaid y a Joey, y cuando creíamos que Kristen sería la protagonista de esta cuarta parte de la saga llega Freddy de nuevo y la asesina también, y justo en ese momento se produce lo más fantasioso de la película: Kristen le pasa el poder de compartir sueños a Alice, pero se los transfiere de la típica manera de una serie de dibujos animados de este tipo, con la típica esfera que se supone que es el poder y que hace lo imposible para llegar a su destinatario, en este caso Alice. Quitando esa parte, y la de los sueños compartidos gracias al poder, la película tiene la misma poca fantasía que las anteriores películas.
En cuanto a Freddy, sigue siendo el mismo, incluso con gafas de Sol y todo. Con el humor que le caracteriza, que en esta ocasión no hay tanto de humor, ya que a duras penas se puede apreciar, pero hay.
Las muertes: ni tanto ni tan poco. Algunas son bastante buenas, originales incluso (aunque no tanto como algunas de las de la tercera parte) y otras son muy simples y aburridas comparadas con las otras. De buenas muertes destacaría la de Sheila y la de Debbie, que son originales y buenas. Y de simples y aburridas la de Kincaid y la de Kristen.

Y entre pesadillas y muertes llega el final. El final termina con otra muerte de Freddy, la cual es muy buena y muy mala a la vez. Muy buena de la forma en cómo muere, muy buena, la verdad. Y muy mala porque si con Freddy no han acabado ni con un
 coche aplastándolo al principio de la película, el hecho de reflejarse en un espejo tampoco debería hacerlo.
Muy entretenida, con buenas muertes (excepto las dos que he destacado) y digna de pertenecer a la saga, aunque no será recordada como la mejor.

Mi nota: 6,2 sobre 10.

sábado, 2 de febrero de 2013

Pesadilla en Elm Street 3: Guerreros de los sueños (A nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors) (1987) - Chuck Russell

Sinopsis: Años después de los incidentes en Elm Street, Nancy se ha convertido en una psiquiatra especializada en terapia del sueño. Pero Freddy también sigue en activo, y comienza a aparecerse en los sueños de varios de ellos. Nancy los reune a todos en busca de una forma de parar al monstruo. Para ello, los pacientes aprenden a desarrollar habilidades especiales en sus sueños. Alguno puede ser un mago, otro un superforzudo, un maestro en artes marciales... Todos esperan que estos "poderes" sean bastantes como para pararle los pies al asesino.

Aviso: La crítica puede contener algunos spoilers sin importancia, pero son spoilers al fin y al cabo.

Crítica: Y los guerreros de los sueños lucharon contra el verdadero Freddy hasta el final.
Dos años después de la regular segunda parte de Pesadilla en Elm Street (Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy) nos llegó esta tercera entrega que es, en pocas palabras, la auténtica secuela de Pesadilla en Elm Street de Wes Craven. ¿Por qué me parece la auténtica secuela de Pesadilla en Elm Street? Por varias razones: tiene una línea argumentativa que sigue con la primera parte de la saga (no que siga cronológicamente, sino igual en argumento), tiene personajes en común con la de 1984, Freddy vuelve a matar en pesadillas y no hace posesiones ni nada por el estilo, vuelve el humor negro, y el humor normal en general y vuelve Freddy a aparecer en muchas más ocasiones que en la anterior película. 
Mientras la primera secuela se centraba en el Freddy queriendo volverse de carne y hueso en el mundo real y dejar fuera el mundo onírico, esta se centra en las pesadillas y en cómo sacar mucho jugo del personaje de Freddy y de Nancy, que vuelve a aparecer en esta película, con un papel muy importante.
Con un comienzo del film que nos presenta a la que será la protagonista de esta tercera entrega de la saga, Kristen, la cual tiene un don que más adelante se descubrirá.
Cuando transcurren unos minutos del largometraje ya aparece Freddy, pero dejó atrás eso de querer volverse real en carne y hueso, y vuelve a aterrorizar en los sueños, pesadillas en las que él es el rey. 
Más tarde se conocerán los demás personajes, donde aparecerá de nuevo Nancy, y lo mejor de todo es que, hasta el más insignificante de la gente que sale en la película, todos tienen un papel esencial en el film, ya que todos aportan algo, en especial todos y cada uno de los "guerreros de los sueños".
El papel importante de Nancy es ayudarles a defenderse en los sueños e intentar ganar a Freddy, y les da la idea de los guerreros de los sueños. Como argumento no está mal, un toque bastante original dentro de la saga (un toque tan original que está dentro de una saga que apenas acaba de empezar y por lo tanto no se
puede apreciar al 100% como si fuera de una secuela más adelantada que esta), pero todo tiene un "pero": la chica "sexy" y mala tal vez sea el papel más "limitado" en el aspecto de los guerreros contra Freddy y, depende de cómo se mire, puede llegar a parecer ridículo ese personaje, y el del mago, por culpa de esos efectos especiales/visuales algo cutres (no todos los efectos especiales/visuales han sido cutres, unos sí y otros no, pero los que han estado relacionados con la magia han sido bastante malos) no se ha podido disfrutar del todo. 
En cuanto a las muertes: Freddy, solo ha pasado una película (la segunda parte de la saga en concreto) en la que no eras el mismo, y ya se te echaba de menos. Aquí vuelve a ser el de antes, pesadillas y muertes dignas de este asesino. Las muertes de la primera eran más terroríficas, pero aquí Freddy no se queda atrás en comparación con la película de Craven, para nada, es más, en este tercer film hay muertes muy buenas, destacando la primera y la segunda.
Una tercera entrega de Pesadilla en Elm Street más que necesaria para poder arreglar un poco lo que hizo la segunda parte, que sin llegar a "película mala" se quedó en el camino, y "Dream Warriors" consigue mejorarlo. Con el humor tan peculiar que caracteriza a Freddy, con las pesadillas de la primera, con muertes muy buenas y con un argumento muy bueno, esta secuela se ha considerado una de las mejores de la saga, por no decir la mejor después de la primera. 

Mi nota: 7,0 sobre 10