miércoles, 20 de marzo de 2013

Kenitra (Libro) - Maria Mercè Roca


Reseña del libro: El protagonista de Kenitra es Adrián Brugués, un chico de quince años que estudia cuarto de la ESO en Gerona, buen alumno, enganchado al messenger i a los manga, que hace deporte i que no se acaba de gustar. El padre de Adrián, que trabajaba de gerente en un concesionario de coches, se fue hace diez años, y desde entonces el chico ha vivido con su madre, negando la ausencia del padre, sin nombrarlo, como si no hubiera existido nunca. Hasta que la muerte de la abuela desencadena en Adrián el deseo irrefrenable de encontrarlo, de conocerlo y de saber por qué le abandonó. La madre le dirá finalmente el lugar donde vive, Kenitra, un puerto fluvial de Marruecos atlántico, y el azar le pondrá en bandeja la manera de ir hasta allí. Adrián viajará como ayudante de cocina en un barco de carga que es propiedad del novio de su tía. El lento viaje por mar, en julio, le permitirá acercarse a un mundo desconocido para él, conocer gente de la tripulación i entender sus historias personales, hasta entonces inimaginables. Y, a la vez, el viaje le servirá también de escenario para sus reflexiones adolescentes sobre el amor, el poder, los hombres y las mujeres, el deseo, la amistad, la violencia y las desigualdades. Y, por encima de todo, el reencuentro con su padre i la constancia de que no es más que un hombre desconcertado, le llevarán a la reflexión sobre la culpa, la responsabilidad, el perdón y la libertad de decidir.

Aviso: la crítica puede contener spoilers.

Petición: me gustaría que si alguien leyera esto, que leyera los motivos por los cuales hago la crítica.

Crítica: El niño que se alegra de la muerte de su abuela con tal de ver al padre que le abandonó hace diez años.
Para empezar, como dije en la petición, me gustaría explicar los motivos por los cuales critico este libro. Una de ellas sería como cuando hice la crítica de "A dream come true": por pura variedad en el blog, y para dar a conocer lo máximo posible mi opinión en todos los ámbitos posibles. La otra sería para dar a conocer como yo, y mucha más gente, opina sobre este libro. Dicho eso, empiezo la crítica.
Si tuviera que definir este libro con unas palabras serían estas: pérdida de tiempo. Sí, y soy completamente sincero. El hecho de leer este libro me ha causado un grado de aburrimiento que pensaba que no existía: es el libro más aburrido que he leído en mi vida. Y os preguntaréis: Si es tan aburrido como dice... ¿Por qué se lo ha leído? La respuesta es simple: por obligación. Si no hubiera sido porque estaba obligado a leerlo nunca en mi vida se me habría pasado por la cabeza, después de leer el primer capítulo, continuar leyendo.
¿Por qué digo esto? Porque este libro está lleno de cosas impensables: ¿Cómo que si tu abuela se muere tú te alegras? ¿Por qué? ¿Porque piensa que verá a tu padre después de diez años de abandono? Es decir, con el primer capítulo ya llego a pensar que el libro será una auténtica bazofia. Después llegan las típicas cosas que pueden molestar a algunas personas, como, por ejemplo, no parar de decir la palabra "moro" para referirse a musulmanes o a marroquíes, decir que la gente que ve películas de acción o de terror no tiene personalidad o que en el entierro de su abuela se pase todo el rato pensando en un padre que no irá a verle. Y después de eso hay más cosas todavía, sí. ¿Cómo que Adríán agarra del cuello a un señor que se parece a su padre? ¿Por qué roba una moto y la tira a un charco lleno de barro? Todo esto son cosas que ni suman emoción al libro ni hacen nada de nada, solo desconciertan al que lo lee haciendo que flipe. 
Mucha gente podrá pensar que como yo no he vivido situaciones parecidas a las que vive Adrián en el libro no puedo opinar, sin embargo tengo el ¿honor? de poder decir que sí, las he vivido, y conozco gente que también ha pasado por eso, y con menos edad que Adrián he sabido comportarme con una mayor responsabilidad y madurez que ese personaje ficticio (o no tan ficticio, nunca se sabe), y las personas que conozco igual. Pero no hace falta pasar por eso para saber que si se muere tu abuela, la cual te ha cuidado toda la vida, no te dará igual y que podrías pensar en tu padre, el que te abandonó hace diez años y no sabes nada de él en la actualidad, pero... ¿Le das más prioridad a ese señor que a una persona que ha estado contigo siempre? Me parece que no.
Como no pienso perder mucho más tiempo con este libro, voy concluyendo. Sumándole a todo eso mencionado antes lo aburrido que es, más lo largo que se hace apesar de no tener ni 200 páginas,  y de lo pesado que es, se hace un libro horroroso e inaguantable. Respeto a quien le guste el libro, pero a la gente que conozco, que se haya leído el libro, coincide conmigo en que no merece la pena ni echarle una ojeada. Tal vez esta sea una crítica diferente, porque la he escrito un poco enfadado, porque no me gusta malgastar mi tiempo en cosas semenjantes a esto. 
La puntuación que le doy es por el tiempo dedicado en escribirlo por parte de la autora, nada más.

Mi nota: 2 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario