domingo, 25 de agosto de 2013

Exorcismo en Connecticut (The haunting in Connecticut) (2009) - Peter Cornwell

Sinopsis: Basada en una historia real de una familia forzada a alojarse cerca de la clínica donde su hijo es tratado de cáncer. Allí descubrirán que la casa que han alquilado es una antigua funeraria cuyas paredes ocultan una historia oscura que podría explicar las extrañas manifestaciones de la enfermedad del hijo y los sucesos sobrenaturales que amenazan a la familia.

Aviso: La crítica puede contener pequeños spoilers sin importancia, pero spoilers al fin y al cabo.

Crítica: Un refrito entretenido.
Siempre he respetado todas las opiniones, en especial con las que discrepo, pero no entiendo cómo "Exorcismo en Connecticut" puede tener algún fan cuando tan solo es ENTRETENIDA y lo mismo de siempre. Lo respeto, pero no logro entenderlo, en absoluto. "The haunting in Connecticut" se limita a vivir de lo que otros films han sembrado.
Con una historia más vista que la página principal de Google podemos observar que este film nos pretende enganchar poniendo la palabra "exorcismo" en medio cuando a duras penas no hay ni posesiones.
Apaga y vámonos. O pensaron que poniendo esa palabra quedaría bien el título o no lo entiendo.
El hecho de que la historia sea lo mismo de siempre también repercute en el guión. Un guión lleno de tópicos , incoherencias por un tubo (a montones, parece que no se acaban nunca) y de cosas predecibles.
Pero lo que más me molesta son las incoherencias; parece que se piensan que el público es tonto y no se entera de nada y que quieren engañarnos.
Pretenden que nos creamos que, no solo un cadáver, sino, decenas de cadáveres escondidos en una casa no huelen ni se pudren.
Pueden estar ahí cientos de años sin descomponerse y sin desprender ningún tipo de hedor.
Ni que fueran momias, pero hasta ellas desprenden mal olor.
Lo mejor de todo es que parece que hasta ellos mismos se creían esa bola.
Luego están los sustos... patéticos, por cierto.
Unos ¿sobresaltos? acompañados de subidas de volumen innecesarias e inútiles ya que ni sorprenden, ni pillan por sorpresa, ni causan nada en absoluto. Y la atmósfera de terror queda reducida a cenizas al ver que todo lo que estamos viendo ya lo hemos visto antes en otras películas de terror.
En cuanto a los efectos especiales... patéticos. Así de simple.
Y el final es predecible, convirtiéndose en el típico final feliz que a todos nos gusta a pesar de haberlo visto en millones de películas más.
Entonces, ¿Qué tiene de bueno? Algo, pero no mucho.
Las actuaciones son buenas.
Y ya no consigo verle nada más que sea bueno. 
La dirección es entre correcta y mala; el maquillaje es aceptable pero tirando a risible; y el guión es verdaderamente lamentable.
Yo no la recomiendo a nadie, es una pérdida total de tiempo, y de dinero para algunos.
Un cero en cuanto a guión, argumento y desarrollo. Una calificación de "patético" a efectos especiales y ambientación. Una calificación de "malo" a la dirección, apartados técnicos, final y maquillaje. Y una calificación de aceptable a las actuaciones.
Hay cosas mejores para perder el tiempo que "esto".

Mi nota: 2,6 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario